viernes, 16 de noviembre de 2012

Recipientes para medir volúmenes


Todos están graduados, generalmente en milímetro y no deben calentarse. Así mismo, el líquido cuyo volumen se quiere determinar no debe estar caliente. Probetas, pipetas, buretas y matraces aforados.

-Probetas: Recipiente cilíndrico de vidrio con base circular, graduados y se utiliza
para la medida de volúmenes. Su precisión es aceptable, aunque por debajo de la piedra. No se debe emplear para hacer disoluciones ni mezclas. La lectura se efectuará evitando el error del paralaje, es decir, observando paralelamente a la superficie del líquido

-->
-Pipetas graduadas: Sirven para medir volúmenes. El manejo normal es el succionado con la boca hasta que la columna del líquido pase un poco por encima del envase necesario. Nunca se debe de hacer de esta forma para líquidos fumantes (ácido, cloridico, ácido nítrico, amoniaco etc...), ácido y base fuertes (ácido sulfúrico, hidróxido sódrico). EN estos casos se emplean peras de pipetear o un embudo.

-->
-Pipeta de un aforo: Solo sirve para medir un aforo. EL volumen es conprendido entre el aforo y el pico de la pipeta. La ultima gota no es necesaria recogerla porque ya viene aforada para que quede sin caer. El envase es el error es incluso menor que en el caso anterior. El manejo y empleo es como el caso anterior.



-Pipetas de dos aforos: Como en el caso anterior solo sirve para medir volúmenes, pero en este caso el volumen es el comprendido entre los aforos, y no dejando vaciar completamente la pipeta. Su manejo y empleo es como en los casos anteriores. NO EMPLEAR NUNCA UNA PIPETA COMO AJITADOR.

-Bureta: Aparato de vidrio para la medida de volúmenes con gran exactitud. Se emplea para valoraciones pero no para medir líquidos que puedan dañarlas o mancharlas. La llave sirve para regular el caudal de salida. EN su manejo hay que tomar las siguientes precauciones: primero, los líquidos han de estar en temperatura, bajo ningún concepto echar líquidos calientes, segundo, la zona que hay entre la llave y la boca de salida debe quedar completamente llena de líquido, tercero, el envase debe hacerse con la bureta llena tomando como indicador la parte baja del menisco, cuarto, el líquido nunca debe ser vaciado rápidamente para que no quede en líquido pegado en las paredes. Una vez que se a terminado de usar se debe de dejar limpia y llena de agua para evitar que se obture la salida.

-Matraz aforado: Recipiente de vidrio para medir volúmenes con gran precisión. Tienen cuello largo y una linea de envase. Poseen una indicación grabada en su capacidad










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada